El hijo se debate entre la vida y la muerte

Muchas veces pensamos únicamente en nuestros problemas sin fijarnos en los problemas de los demás por ellos en ocasiones nos ocurre con los médicos y es que cuando se trata de la vida de nuestros hijos o de nuestros parientes más cercanos no tenemos piedad con nuestras palabras.

Esto es lo que le sucedió al padre de un hijo que se encontraba debatiendo sobre la vida y la muerte, esperaron un rato al médico que lo operaría y al llegar, el padre le reclamó su retraso y el médico con su gesto más amable le indicó que haría lo posible por mantener la vida de su hijo en buen estado, el padre de muchacho no paraba con su rabieta en contra del médico pero este no le hizo caso.

Una vez acabada la operación luego de unas horas, el médico ha salido de inmediato y le indicó con la misma amabilidad al señor que su hijo se encontraba fuera de peligro pero se encontraba apurado y le dijo que la enfermera le daría más detalles.

El padre no paraba de reclamar el poco tacto que tuvo el médico con él de informarle todo lo sucedido con su hijo y al comentarle eso a la enfermera, la misma le contesto:

“Su hijo falleció ayer en un accidente de tráfico y estaba en el funeral cuando lo llamamos del hospital. Ahora que su hijo está fuera de peligro, el doctor va a enterrar a su propio hijo”.

Así que realmente esta fue una lección de vida para aquel padre que tendría a su hijo sano mientras el médico al cual le reclamaba tendría a su hijo muerto.

Leer  ¿Cuántos rostros ves en esta imagen? Sólo el 10% consigue ver todas las caras ocultas

¡No dejes de compartir esta conmovedora historia!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *