Esta familia falleció al cometer este error que muchos de nosotros cometemos en la cocina



Las patatas son un alimento que nos encantan a todos y con los que realmente se pueden hacer recetas geniales y a la vez un sinnúmero de ellas. Pero lo que muchos no sabemos es que en ocasiones pueden llegar a ser mortales… Cuando tenemos patatas en casa y las tenemos durante mucho tiempo guardadas, seguramente después de leer esto las tiraras.

Una niña de 8 años de nombre María Chelysheva, lamentablemente se convirtió en una niña huérfana y todo ello por un lote de patatas viejas que su familia había dejado en su despensa y que se pudrieron.

Cuando el padre entró a la despensa en el sótano ya que quería coger unas patatas, lamentablemente nunca más regreso. La madre ya que vio que el padre no regreso, también fue en busca de él, pero tampoco salió del mismo.

Pixabay

Lo mismo ocurrió con el hermano de María, y luego su abuela.

La abuela de esta pequeña ya que no había entendido para nada dicha situación, decidió pedir ayuda a un vecino, pero antes de que el vecino llegara, esta ya había entrado al sótano y sufrió el mismo y terrible destino que los demás. La única que no lo sufrió fue la pequeña María.

Adriane Dizon / Flickr

Nunca debemos olvidar que las patatas contienen glicoalcaloides, este compuesto químico también se encuentra en plantas solanáceas venenosas. Es por esta razón que las patatas puedan resultar tóxicas en circunstancias adecuadas, en este caso no solamente al ser ingeridas por el ser humano sino al respirar sus emisiones químicas.

D. Gordon E. Robertson / Wikimedia Commons

Leer  La madre ve el apartamento del hijo y se horroriza, pero a lo que él saca las paredes no cree lo que ve

La concentración glucoalcaloides en las patatas se incrementa cuanto más se pudren, haciendo que emitan un gas peligroso y tóxico. Esta mezcla fue lo que mató a esta familia, y todo ello ya que el sótano no tenía ventilación y el gas se había acumulado con el paso del tiempo.

Pixabay

La niña en un estado a punto de morir, empezó a buscar a la familia. Realmente tuvo suerte, ya que el gas se había disipado un poco ya que la madre de la misma había dejado la puerta del sótano abierta.

Pixabay

Esta desgarradora historia es una gran pena, pero de alguna forma, esperamos que sirva en forma de advertencia a otras personas acerca de los peligros de las patatas en estado de pudrefacción.

¡No olvides de compartir este importante mensaje con todas las personas que conozcas!

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *