Estreno de ‘En ningún lugar’, corto del Colegio Argantonio

El corto ‘En ningún lugar’, rodado por alumnos y Filmeduca, se distribuirá en festivales tras su primera proyección

No hay mejor graduación posible que la exhibición del trabajo realizado. Y eso es lo que han hecho los alumnos de la Escuela de Cine del Colegio Argantonio. En el salón de actos del centro educativo se estrenó su primera película, el resultado de varios meses de trabajo, bajo el abrigo de amigos y familiares. También alguna autoridad y experto. El corto En ningún lugar, que narra la historia de un joven trastornado por un episodio traumático, se exhibió con éxito. A partir de ahora sus responsables buscarán su distribución y máxima difusión en festivales de cine, donde se tratará de demostrar la ilusión y calidad del séptimo arte salido de estas aulas gaditanas.

La Escuela de Cine del Colegio Argantonio fue una propuesta de Pascual Rosales, impulsor de Filmeduca, al gerente del centro, Luis García Gil, apasionado del mundo de la gran pantalla, a quien la idea de incentivar desde las clases esa misma pasión le cautivó. Primero fue la teoría. Y después la práctica. Durante varias semanas los estudiantes se pusieron delante y detrás de la pantalla. Fueron actores, cámaras, sonidistas, scripts, maquilladores… El resultado es En ningún lugar (en sustitución de Última parada, título pensado originalmente). El protagonista, interpretado por Javier José, y sus dos amigos, hermanos entre ambos, Abraham Morales y Alicia Prenado, disfrutan de su amistad hasta que algo inesperado les sucede. La película está rodada en el propio colegio con exteriores en diferentes lugares de la ciudad de Cádiz.

Leer  Planes con niños en Cádiz: ciclo de títeres

Para los dos protagonistas masculinos, ha sido una oportunidad única. “Ha sido una experiencia muy bonita”, destaca Javier José. “Es también muy sacrificado. Parece muy fácil pero no lo es. Lleva muchas horas, muchos ensayos, muchas repeticiones. Pero es muy satisfactorio”, añade Abraham Morales. Ambos quieren continuar en la Escuela de Cine el curso que viene y a ambos les ha gustado su experiencia de actores. Su momento más feliz ha sido el estreno del corto. Como en las grandes noches del cine, los responsables de la película se rodearon de los suyos para ver el resultado de la película por primera vez.

“Creemos que el cine debe formar parte de la educación”, explicó en su discurso el profesor Diego Contreras, quien se interpreta a sí mismo en una escena de la película. Tras el estreno, el corto pasará a distribuirse en festivales para que el resultado pueda conocerse más allá de las puertas del colegio. Fue una noche de sueños cumplidos. Pascual Rosales y el equipo de Filmeduca vieron hecha realidad su apuesta por llevar la magia del cine a las aulas. Los alumnos comprobaron el fruto del trabajo de varias semanas. Y el gerente del colegio prometió continuidad a la iniciativa tras ver demostrado que su idea de que las cámaras, las claquetas y los micrófonos entren en Argantonio había salido bien. Había salido de cine.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *