La diversión para niños tiene forma de bolsitas (busy bags)

Madre de dos niños “full time”, lucho por sobrevivir al día y al mismo tiempo hacerme con el estilo de vida americano. Poco a poco, voy aprendiendo desde Brookline, un pequeño pueblo pegado a Boston donde los niños son los reyes. Y aquí es donde les ha tocado crecer a Álvaro, de casi dos años y medio, y Lisi, que no llega al año. Todo-todo se lo voy contando a mi amiga Eva. Y en este blog podéis leer los emails que le mando. Como si fueses TÚ A BOSTON.

Querida Eva:

¿Qué haces cuando tienes que ir con tu hijo a cualquier sitio en el que tiene que estar quieto y callado? ¿Le llevas un libro? ¿Le pones dibujos en el móvil? ¡Yo acabo de descubrir el truco de las madres americanas! Atenta, porque la idea no es mala: las llaman Busy Bags (la traducción sería algo así como Bolsas atareadas) y son unas pequeñas bolsitas con actividades caseras para mantenerlos entretenidos un rato.

¿Y qué son esas actividades caseras? Pues por ejemplo, palos de helado con velcros en los extremos para crear figuras. Pompones de colores y círculos donde colocarlos con palillos. Un Mr Potato de foam al que pegarle sus rasgos y extremidades.

Mi botín de busy bags.

Hace unas semanas me apunté a un intercambio de busy bags con un grupo de madres. Busca el término en internet o en pinterest y seguro que encuentras muchos blogs y fotografías contando experiencias similares. Las reglas son sencillas: cada madre escoge una actividad diferente y debe preparar tantas bolsitas como participantes sean. Así, al terminar cada una se llevará un buen número de sencillos juegos para mantener a los peques entretenidos mientras van en el coche, esperan en la consulta del médico, o tienes una llamada urgente que atender.

Leer  Los mejores regalos para el Día de la Madre

El éxtito y el fracaso: Álvaro concentrado con los pompones de colores y, mientras, mis camiones de letras pasaron desapercibidos.

En mi caso, nos apuntamos nueve. No soy muy buena con las manualidades, así que escogí lo que en un principio me pareció sencillo y rápido… Unos camiones de cartulina divididos en dos partes para encajar y unir letras mayúsculas con minúsculas… Mi consejo: Si alguna vez participas en un intercambio de Busy bags opta por la actividad de los pompones, mucho más rápida y les entretiene más (al menos a Álvaro).

Pero hubo de todo y, como en algunos casos la explicación se hace un poco difícil de visualizar, te mando las imágenes para que lo veas tú misma. Hay algunos muy currados y otros muy básicos pero que funcionan. El de los peces de fieltro con un imán, por ejemplo. No confiaba nada en ellos y Álvaro ha echado ratos largos pescando.

Bolas y juegos de sombras

El primero todavía no lo he probado. Se supone que debes pegar las pegatinas en la bola y que luego metan los palitos (flexibles) coincidiendo con cada color. El segundo, es el cuento de Los tres cabritillos en versión sombras chinescas.

Para los que ya saben contar… Muy fácil. Unas pinzas y una ruleta en la que pintar en cada ‘gajo’ un número diferente de estrellas (o lo que sea). Y al otro lado, la pesca de peces. Otro éxito que como ya te he dicho no esperaba.

Por último, tres también sencillitos. Palos con velcros en los extremos para hacer todo tipo de formas. Un Mr Potato de foam al que pegar los rasgos y unas cartulinas de formas para unir.

Leer  Feria del Carmen y la Sal de San Fernando 2014

¿Qué te parece? ¿Te animas a hacer alguno?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *