La inmensa alegría del colegio Mercedes Carbó

Estamosgrabando difunde la positividad del Centro de Afanas en El Puerto de Santa María

No paran de salir sonrisas. En los algo más de cuatro minutos que dura este breve pero intenso documental no hay concesión a la seriedad. Proliferan las carcajadas, las frases bonitas, las bromas, las caras felices. La risa. Es lo que en mayor cantidad se encontró el equipo de la productora jerezana Estamosgrabando cuando atravesó las puertas del Centro de Educación Especial de Afanas en El Puerto de Santa María Mercedes Carbó. Es por eso que sus creadores decidieron titularlo La alegría del Mercedes Carbó

Estamosgrabando triunfó hace ahora justo un año cuando puso rostro y nombre a un héroe gaditano, Súper Antonio, un niño discapacitado que junto a sus compañeros de clase en el Colegio Camposoto de San Fernando dio una lección de los logros de la educación pública en materia de integración. La historia de Antonio y sus amigos caló por su contenido pero también por la forma en la que el equipo de la productora jerezana, especialista en sacar el lado humano de sus protagonistas, la contó. Ahora, entre boda y boda, han sacado tiempo para atender este encargo de difundir la labor de Afanas aprovechando unas jornadas de puertas abiertas para dar a conocer la labor de este centro.

El Mercedes Carbó es un colegio especifico de educación especial para alumnos de ambos sexos con graves deficiencias intelectuales, físicas, siempre que se encuentren asociadas a intelectuales, autistas, paralíticos cerebrales, y otros con trastornos de conducta. El centro está compuesto por 15 aulas con entre cuatro y siete alumnos por cada una, más dos talleres prelaborales, además también se realizan actividades extraescolares. Ofrece educación básica y también talleres para adaptarse al salto a la vida adulta. Cuenta también con piscina y pistas deportivas.

Leer  Parque acuático flotante en la playa de Regla de Chipiona

El resultado es un minidocumental donde se exalta la alegría. Se da voz a los monitores y a los alumnos. Los primeros muestran un estusiasmo exacerbado por su labor. Los segundos se mueven entre la emoción, la vergüenza y las ganas de aprender. “Hemos visto cosas maravillosas y hemos vivido un montón de anécdotas. Ha sido una experiencia muy bonita”, cuenta ilusionado Salvador Gil, uno de los responsables de Estamosgrabando. Igual que Súper Antonio enseñaba que las barreras las pone quien las levanta, La alegría del Mercedes Carbó excava en la felicidad de los que ayudan al prójimo y encuentran la risa donde otros pondrían lágrimas. El estreno de esta nueva historia coincide con un hito para Estamosgrabando. Súper Antonio acaba de superar el millón de visitas desde que se publicara hace ahora un año.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *