Las diez mejores playas para disfrutar con niños en Cádiz

El litoral gaditano se llena de oportunidades para pasarlo en grande en familia

Cádiz tiene 138 kilómetros de playas y, aunque coincide su arena blanca, cada una tiene su singularidad. Hay playas históricas, familiares, deportivas, salvajes. Aquí destacamos algunas de las mejores para disfrutar con los niños:

Playa de la Caleta (Cádiz)

Es la playa más popular de la ciudad, en pleno barrio de la Viña, entre los castillos de San Sebastián y Santa Catalina. Es ideal para los niños por sus aguas tranquilas y su ambiente familiar. Además cuenta con la sombra del Balneario de la Palma, ahora sede del Centro de Arqueología Subacuática de Andalucía. Sus atardeceres son espectaculares. Longitud: 450 metros. Anchura media: 25 metros. Urbana. Fácil acceso. Bandera azul.

Playa de Zahora (Barbate)

Es un refugio estupendo porque permite disfrutar de unas dunas de arena fina y de unas estupendas vistas del faro de Trafalgar, un lugar cargado de Historia. Sitio agradable para estar en familia y conocer el entorno de Caños de Meca. Lugar muy vistoso por los deportes acuáticos y el vuelo de cometas. Longitud: 2.910 metros. Anchura media: 32 metros. Rústica. Acceso en coche.

Playa de La Barrosa (Chiclana)

Es una de las playas más extensas de la provincia y, gracias a eso, permite diferentes disfrutes. Tiene su parte más urbana, en la zona del Paseo Marítimo, con numerosos recursos de ocio para niños y proximidad a tiendas, restaurantes y zona de aparcamiento. Hay otra zona más agreste, más natural, la que va hasta la Torre del Puerco, con pinos y dunas. Longitud: 4.000 metros. Anchura Media: 60 metros. Urbana y semiurbana. Fácil acceso. Bandera azul.

Leer  Ciencia para niños: ¿por qué el arcoíris es un arco?

Playa de Regla (Chipiona)

Es la playa más cosmopolita y concurrida de Chipiona, al ubicarse en pleno centro urbano. Ofrece unas vistas impresionantes del Monasterio de Nuestra Señora de Regla. Durante el verano cuenta con numerosas oportunidades de ocio para los niños. Longitud: 1.250 metros. Anchura media: 60 metros. Urbana. Fácil acceso. Bandera azul.

Cala del Aceite (Roche, Conil)

Es un pequeño paraíso de agua turquesa refugiado entre los acantilados. Permite resguardarse del viento en los días que sopla fuerte el viento de levante. Se accede a ella por unas escalerillas y cuenta con un chiringuito a pie de playa. Longitud: 450 metros. Anchura media: 25 metros. Semiurbana. Acceso por escaleras.

Playa de Levante (El Puerto de Santa María)

Está enclavada en una zona de marisma reservada por sus valores naturales. Para acudir se puede ir andando o utilizando un tren eléctrico desde el Parque Metropolitano de Los Toruños, que resultará muy divertido para los niños. Cuenta también con un chiringuito y con una zona para practicar deportes acuáticos. Longitud: 4.300 metros. Anchura: 100 metros. Aislada. Acceso a pie o con tren eléctrico.

Playa de Camposoto (San Fernando)

Una de las playas más completas de la provincia. Cuenta con una zona más bulliciosa con chiringuitos, actividades deportivas, ocio para los niños. Y otra, más alejada, hacia Chiclana, que es rica por su paisaje natural, en el sendero hacia la Punta del Boquerón, con vistas al castillo de Sancti Petri. Longitud: 3.900 metros. Anchura media: 60 metros. Semiurbana. Fácil acceso. Aparcamientos.

Playa de Bolonia (Tarifa)

Es una de las playas más divertidas y bellas de la provincia. Cuenta con una enorme duna, cuya escalada supone una perfecta excursión para hacer en familia. La cercanía con las ruinas de la ciudad romana de Baelo Claudia la convierten en un lugar imprescindible en el verano gaditano. Sede habitual de surfistas. Longitud: 3.800 metros. Anchura media: 70 metros. Aislada. Accesos en coche con aparcamiento.

Leer  Planes con niños en Cádiz: talleres en el museo de El Puerto

Playa de El Palmar (Vejer)

Es unas de las playas más admiradas de España, por su extensión de arena blanca y su combinación de tranquilidad y buen rollo. A veces, el viento hace de las suyas pero la convierte en ideal para practicar el wind-surf. Las mareas forman a veces pequeñas lagunas en la orilla, ideales para el disfrute de los niños más pequeños. Hay que tener un poco de cuidado con la marea y el oleaje. Longitud: 4.200 metros. Anchura media: 50 metros. Semiurbana. Accesos en coche con aparcamientos de pago.

Playa de Arroyomolinos (Zahara de la Sierra)

No todas las playas de la provincia tienen arena o dan al mar. En esta bella localidad de la sierra gaditana el pantano sirve en bandeja una playa artificial para pasar una divertida jornada de baños en agua  fresca y transparente. Hay sombrillas y mesas y establecimientos hosteleros cercanos. La entrada cuesta tres euros y cuenta con servicios de vestuario, vigilancia y botiquín.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *