Ohlalá Detalles: tienda de regalos personalizados de Cádiz

Ohlalá personaliza  momentos cotidianos y mima productos exclusivos para citas especiales.

Todo empezó con un cumpleaños. La abuela de Camino González-Santiago rebasaba la mágica cifra de los 80 y su nieta quería prepararle un detalle especial para ese emblemático aniversario. Previamente había ya destacado en algunos eventos por preparar broches comunes en alguna fiesta anterior. Pero pensó que los 80 años de su abuela merecían algo más. Su compañero Eduardo Marín y ella resolvieron comprar una máquina de chapas. Diseñaron una imagen y repartieron el resultado entre todos los invitados. El éxito de la idea fue rotundo. Aquellos aplausos animaron a la pareja a convertir aquel detalle familiar en un negocio. Era el germen de Ohlalá Detalles, una empresa gaditana especializada en ofrecer productos exclusivos y personalizados. Ellos dicen orgullosos que desde Cádiz dan pequeños detalles para grandes momentos.

Camino González-Santiago validó su enorme creatividad en la Escuela de Artes de Cádiz, donde estudió Diseño Gráfico. Eduardo Marín es licenciado en Publicidad y Relaciones Públicas. Juntos han desarrollado este proyecto empresarial que se puede visitar de forma virtual en la página www.ohaladetalles.com. “Los regalos que suelen hacerse en las fiestas acaban generalmente en un cajón olvidados. Nosotros queremos que estos objetos, hechos con cariño y mimo, no se guarden, sino que se exhiban, que sean vistosos y que la gente los conserve con ilusión”, comenta González-Santiago.

En su lista de productos, que arrancó con la máquina de chapas, han ido sumando posibilidades: imanes, espejos, tazas, cuadernos, mini pizarras, letras para decorar… Se mueven en un mundo de grandes celebraciones: bodas, bautizos y comuniones. Un mundo que ahora parece dividirse entre los que buscan el más barato todavía, con productos de baja calidad fabricados en serie, que se regalan en las grandes fiestas; o los que pueden invertir algo más y buscan diferenciarse con regalos de lujo para sus invitados. “No somos elitistas ni tampoco practicamos el tirar los precios comprando grandes cantidades como hacen otros. Nosotros ofrecemos productos originales y exclusivos. Muy personalizados. Nos adaptamos a las necesidades del cliente. Le escuchamos y preparamos el diseño según sus peticiones”, explica Marín. Por eso también han sumado estampas, manteles, mochilas, camisetas o baberos. El mundo bebé ofrece enormes posibilidades.

Leer  Consejos para detectar la diabetes en los niños

A los impulsores de Ohlalá les importa el contenido pero también el continente. Por eso todos sus productos se entregan con una cuidada presentación. Son pequeños regalos pero en esos ínfimos detalles es donde está la clave del éxito. Como las chapas que triunfaron en el cumpleaños de la abuela. Una ilusión compartida ahora en una tienda virtual abierta al universo de Internet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *